rmbit - La bitácora personal de Ricardo Martín
La bitácora personal de Ricardo Martín desde 2004.
15 de diciembre de 2015

Mis favoritos internacionales de 2015

Ya ha transcurrido otro año más, doce meses más de música, de discos y canciones que nos han acompañado constantemente, en invierno, en verano o durante los largos viajes. Muchas horas de escucha y un centenar y medio o dos centenares –es difícil precisar– de trabajos que han pasado por mis oídos, tanto de factura nacional como de artistas internacionales. Y es precisamente con estos últimos con quienes nos vamos a quedar. Cuando llega este repaso anual en los últimos tiempos suelo decir que la cosecha de discos y temas de fuera ha sido escasa para mi gusto, y que me ha costado encontrar cosas interesantes. Esta vez la cosa no ha sido tan mala. Aunque muchos de los que forman parte de mis favoritos internacionales de 2015 son viejos conocidos o, como mínimo, repetidores, también ha habido una buena ración de sorpresas agradables.

Evidentemente el panorama internacional del pop-rock independiente es tan amplio que no puede abarcarse. Estoy convencido que en los recovecos más insospechados hay discos interesantísimos que jamás llegarán a mis manos. Pero con eso hemos de contar. Aún así, creo que la lista de mis favoritos internacionales es, por lo menos, diga. Vamos con ella en sentido inverso:

Discos internacionales favoritos de 2015


  1. Julia Holter ‘Have you in My Wilderness’. El cuarto trabajo de la californiana sigue la única línea del buen gusto, mezclando con sabiduría el pop clásico, la música orquestal de los años sesenta, el jazz melódico, el clasicismo barroco y algunos toques que nos recuerdan mucho a Kate Bush o a Joanna Newsom. El disco crea un ambiente onírico que hace que todos los temas que lo forman tengan una extraña armonía que atrapa.

  2. Courtney Barnett ‘Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit’. Otra solista. Esta vez australiana. Con una voz potente, unas letras irónicas y una instrumentación folk-pop-rock alegre y despreocupada, el trabajo de Courtney y su banda es aparentemente inofensivo, pero esa desastrada forma de cantar implica un espíritu de guerrilla difícilmente disimulable. Un debut prometedor e interesante dentro del panorama mundial.

  3. Beach House ‘Thank Your Lucky Stars’. El disco “sorpresa” de Beach House para este año. Todos esperábamos ‘Depression Cherry’, pero los de Baltimore dejaron lo mejor para ‘Thank Your Lucky Stars’, el segundo trabajo que publicaban en 2015. Y sin avisar. Mucho se ha escrito sobre las razones de por qué dos álbumes y no uno doble, pero ninguna certeza. Sólo que –en mi humilde opinión– este que comento es notablemente mejor y está casi a la altura de sus mejores obras. Un sonido mucho más reconocible para los aficionados…

  4. Belle and Sebastian ‘Girls in Peacetime Want to Dance’. Posiblemente la banda escocesa sea la que más veces ha aparecido en lo mejor del año desde que empecé con esto en 1997. Unos clásicos modernos que pincharon con su anterior disco –hace ya cinco años que se publicó–. La verdad es que yo no daba un duro por ellos cuando se anunció que a comienzos de este 2015 publicarían un nuevo trabajo. Los avances no prometían nada bueno y las primeras escuchas fueron escépticas. Pero finalmente tuve que reconocer –sin problema– que los de Stuart Murdoch habían sufrido una evolución en su sonido pero no en su esencia. Sus melodías atemporales, deudoras del mejor pop sesentero, seguían ahí. Sus letras ingeniosas, algo críticas y costumbristas, también estaban ahí, intactas.

  5. Gwenno ‘Y Dydd Olaf’. Extraño título para un extraño disco. Su artífice es Gwenno, excomponente de The Pipettes y desde hace unos cuantos años, activista musical y política. Este es su debut en largo, editado originalmente en 2014 y reeditado este año. Para mí, la auténtica sorpresa musical internacional del año, y la primera vez que un disco cantado en galés y córnico (dialecto céltico de Cornualles) se cuela en mis listas de discos. Lo que encontramos son diez temas resueltos con experiencia y soltura, a pesar de su complejidad y variedad. Siempre moviéndose dentro del krautrock, el electro-pop y el sonido retrofuturista. Una especie de Trish Keenan –siempre la recordaremos– galesa. Si piensas que esto es una marcianada, es mejor que lo escuches. El disco imprescindible del año.

Canciones internacionales favoritas de 2015

  1. Belle and Sebastian – Enter Sylvia Plath
  2. Gwenno – Calon peiriant
  3. Lusts – Temptation
  4. Courtney Barnett – Nobody really cares if you don’t go to the party
  5. Beach House – Majorette
  6. B.C. Camplight – Love isn’t anybody’s fault
  7. Viet Cong – Continental shelf
  8. Porcelain Raft – All in my head
  9. Anna von Hausswolff – Evocation
  10. The School – Love is anywhere you find it

Y los videoclips en orden inverso:

  • admin: Hola María. Gracias a ti por pasarte por mi humilde blog. Respecto a lo que preguntas, he revisado muchas...
  • María G.: Ricardo, me ha encantado descubrir tu blog. Estoy terminando mi Grado en Publicidad y RR.PP. y estás...
  • Jaqueline Contreras: Pienso que el ser humano es la invension de un ser superior. Yo en lo personal le llamo y lo...
  • Ricardo: Gracias a ti por compartirlos con todos nosotros. Un saludo.
  • Pablo: El primer televisor que hubo en mi casa, comprado por mi padre, fue un Enodyne como el del anuncio; creo que...
  • Ricardo: No, se trata de la desaparecida puerta del Mercado. Hay que fijarse en la pequeña parte de muro de piedra...
  • moral3jo: La imagen de cabecera de la izquierda que es? el arco del obispo? Creo poder leer que dice que es la puerta...
  • Ricardo: Tienes razón. Acabo de cambiarlo. Gracias por tu atención.
  • Beep: El 2744 no es el coche registrado 2744 es el 2745, la primera de cada “serie” es la 0000




  • Licencia de Creative Commons

    rmbit está bajo una licencia de Creative Commons.
    Plantilla de diseño propio en constante evolución.
    Página servida en 0,429 segundos.
    Gestionado con WordPress