rmbit - La bitácora personal de Ricardo Martín
La bitácora personal de Ricardo Martín desde 2004.
20 de septiembre de 2017

Budapest, Szentendre y el lago Balatón en Cromavista

Tres semanas después de la vuelta de nuestras vacaciones por tierras de Hungría, aquí están las galerías fotográficas en Cromavista de todo aquello que vimos no sólo en Budapest, sino también en las orillas del lago Balatón y el pueblecito de Szentendre, al norte de la capital.

El país está sumergido en una nueva y plena reconstrucción, la que deriva de su incorporación a la Unión Europea en 2004. Es la enésima y al menos la cuarta en un siglo después del fin del Imperio Austrohúngaro en 1914, del breve dominio nazi (1944), de la devastadora segunda guerra mundial (1945) y del fin del comunismo (1989). Una historia azarosa la de los últimos cien años en la que han perdido dos terceras partes del territorio, desde Croacia y Serbia hasta Rumanía, pasando por el sur de Polonia y Eslovaquia. Puede que por eso el imaginario mitológico-nacional está muy presente en la mayoría de los monumentos de la ciudad. Turul, el águila mítica de las tribus de Árpád, San Esteban, santo que cristianizó el país y primer rey de Hungría o los héroes nacionalistas del siglo XIX, omnipresentes en el callejero de Budapest (Széchenyi, Kossuth, Petőfi, Deák o Vörösmarty). O los músicos Kodály, Bártok y por supuesto Liszt.

Y por supuesto, su peculiar idioma, defendido su pureza a ultranza, hasta el punto de apenas tener préstamos de otros idiomas. Y su gastronomía, con el páprika, el gulash (o gulyás en húngaro), el pálinka, el lángos y otras señas identitarias que se comen y se beben (que no son pocos).

Todas estas fotografías están divididas en diecisiete galerías, que son las siguientes:

6 de agosto de 2017

Toro y su Colegiata, nueva galería en Cromavista

A finales de junio realicé algunas fotos en Toro, y especialmente en la Colegiata de Santa María la Mayor. El templo es uno de los máximos exponentes del románico tardío y del comienzo del gótico. Su pórtico policromado es uno de los mejor conservados. Sólo por eso ya merece la pena la visita. Os dejo con las dos galerías que he incluido en Cromavista, la de la ciudad de Toro, a la que iré añadiendo más imágenes a lo largo del tiempo, y la de la propia Colegiata.

29 de junio de 2017

Estrenamos la nueva Cromavista

Cinco años después de estrenar la tercera versión de mi web de fotos Cromavista, he decidido rediseñarla. Estos cambios no solo son estéticos, sino también funcionales. No he podido incluir aún el buscador –problemas técnicos–, pero sí he añadido una barra de menú temática por países además de una imagen aleatoria de portada que representa una de las más de trescientas galerías que hay en la web. Además, algunos retoques estéticos no muy profundos, pero necesarios para que el sitio siga siendo atractivo. Espero que el cambio sea de vuestro gusto.

23 de mayo de 2017

Nuevas galerías en Cromavista

Hace unos pocos días he añadido nuevas galerías fotográficas en mi web Cromavista. En concreto las correspondientes a la Universidad de Alcalá de Henares, al Palacio de Laredo, también en la localidad complutense, y al Palacio de Parcent, sede del Ministerio de Justicia. Espero que sean de vuestro gusto.

18 de abril de 2017

Nuevas galerías en Cromavista

Acabo de añadir cuatro nuevas galerías fotográficas de mi web Cromavista. Son imágenes tomadas tanto en 2015 como en 2016 y que tenía archivadas esperando tener un rato para poder procesarlas. Por fin aquí están ‘Las Médulas’, ‘La Alberca’, ‘Ruinas de Cáparra’ y ‘Villafranca del Bierzo’. Como veis, León, Salamanca y Cáceres en estas veintiséis fotografías. Espero que os gusten.

26 de septiembre de 2016

Luxemburgo en Cromavista

La ciudad de Luxemburgo, capital del Gran Ducado de Luxemburgo –el país con el mayor PIB per cápita del mundo junto con Catar y Liechtenstein y un paraíso fiscal–, es para muchos una gran desconocida. Tal vez por eso decidimos acercarnos hasta allí desde Bruselas. El viaje, de algo más de doscientos kilómetros, se hace perfectamente en el día. Una excursión relámpago en la que pudimos ver lo más destacado de la capital luxemburguesa. Lo primero que sorprende es que la orografía condiciona el trazado urbano de forma radical. El río Alzette que pasa por el centro de la ciudad, la divide el dos, formando una amplia garganta de unos 70 metros de profundidad y unos 200 o 300 en su parte más ancha. Abajo, casas típicas y no muy altas y alguna iglesia. Es el barrio del Grund. Para salvar el desnivel y unir las dos partes de la ciudad alta, existen varios puentes y viaductos entre árboles.

Este conjunto produce un peculiar y muy fotogénico skyline, especialmente si paseamos por Le Chemin de la Corniche, una calle con varios miradores y que pasa por encima de las casamatas del Bock. Estas construcciones militares aprovecharon los barrancos para construir una serie de galerías subterráneas con salidas hacia el valle. En esas salidas se colocaban cañones que servían para defender la ciudad. Se construyeron hacia 1640 por los españoles durante los tiempos coloniales, aunque fueron ampliadas en siglos sucesivos, vista su efectividad defensiva. En las laberínticas galerías –sólo recorrimos unas pocas– excavadas en la piedra (sedimentaria, no muy dura) desarrollaban sus vidas no sólo los soldados, sino familias enteras que se refugiaban aquí. La última vez fue durante la segunda guerra mundial. Una ciudad subterránea donde había de todo.

De vuelta del valle y de las casamatas, del Bock y del Grund, encontramos una ciudad cuidada, con calles peatonales, edificios en su mayoría de los siglos XIX y XX salvo excepciones, y todos ellos extraordinariamente limpios, y los más antiguos excesivamente restaurados para nuestro gusto. Nada arquitectónicamente reseñable más allá del exotismo propio de un pequeño país. Pero el conjunto sin duda merece la pena la visita. Y si no podéis ir, al menos tenéis estas fotos que he colgado en mi web Cromavista. Las dos galerías que pueden consultarse son las siguientes:

23 de septiembre de 2016

Brujas en Cromavista

Brujas, el viejo y olvidado puerto comercial de Flandes durante la época medieval. Hibernada durante siglos y desde hace medio siglo redescubierta para el visitante. Por eso Brujas es posiblemente la ciudad más turística de Bélgica, para bien y para mal. Sus detractores la acusan de ser un parque temático, un mero decorado donde todo es por y para el visitante. Tiendas de recuerdos (las mejores y más grandes que vimos en todo Bélgica) por todas partes, bares, restaurantes, museos, etc. Pero también tiene sus cosas buenas. Se ha preservado un espectacular, excepcionalmente fotogénico y cuidado casco histórico –muy restaurado, cuando no directamente reconstruido–. Hay poco tráfico de vehículos a motor, muchas bicis y carros de caballos para los turistas. Esto produce una extraña sensación de tranquilidad, de estar viviendo en otra época. Y si se camina desde la estación de tren –como hicimos nosotros– mucho más, cruzando el canal que sirve de barrera entre la “civilización” y la ciudad antigua hacia el Minnewater y el Begijnhof.

En la iglesia de Nuestra Señora puede verse una escultura de Miguel Ángel, la conocida como ‘Madonna de Brujas’, la única que salió de Italia en vida del genio renacentista. Recuerda a ‘La Pietà’, aunque algo más modesta. También en esta iglesia pueden verse tumbas de reyes, los de Carlos el Temerario y su hija María de Borgoña, que a su vez era la madre de Felipe el Hermoso. Éste, aunque enterrado en Granada, su corazón momificado también se conserva en esta iglesia dentro de un cofre. El centro de Brujas es su plaza mayor, o Grote Markt, con la imponente torre del campanario civil presidiéndola, y la estatua de Jan Breydel y Pieter De Koninck en el centro.

Brujas es una ciudad muy cervecera, algo que, hablando de Bélgica, ya de por sí es una redundancia. Pero aquí es más visible que en otros lugares. Y si no, basta con darse un paseo por el enorme expositor donde pueden verse (y probar) todas las variedades y marcas de cerveza belga. También vimos allí alguna de las mejores tiendas del gremio, incluso con varios pisos y salas llenas de botellas. La cervecera local —Halve Maan— que, gracias a unas tuberías que la conecta con la embotelladora, sigue fabricando la bebida dentro de la ciudad, produce las dos marcas más populares para locales y visitantes, la Brugse Zot (El Loco Brujense) y la Straffe Hendrik (Enrique el Fuerte).

Las reminiscencias españolas en Brujas permanecen siglos después del fin de la ocupación. Aquí nació Felipe el Hermoso y murió Luis Vives, que cuenta con un busto en uno de los lugares más turísticos de la ciudad. También en la plaza de Jan Van Eyck encontramos el Spinolarei o Muelle de Spínola, en referencia al militar hispano-italiano que comandó los Tercios de Flandes. En sus inmediaciones, nombres de calles que nos recuerdan: Spanjaardstraat o Calle de los Españoles y la Biskajersplein o Plaza de los Vizcaínos. Brujas también compartió en 2002 la capitalidad cultural europea con Salamanca. Y desde entonces están hermanadas.

Las fotos de Brujas que he añadido a Cromavista están organizadas en las siguientes galerías:

  • admin: Hola María. Gracias a ti por pasarte por mi humilde blog. Respecto a lo que preguntas, he revisado muchas...
  • María G.: Ricardo, me ha encantado descubrir tu blog. Estoy terminando mi Grado en Publicidad y RR.PP. y estás...
  • Jaqueline Contreras: Pienso que el ser humano es la invension de un ser superior. Yo en lo personal le llamo y lo...
  • Ricardo: Gracias a ti por compartirlos con todos nosotros. Un saludo.
  • Pablo: El primer televisor que hubo en mi casa, comprado por mi padre, fue un Enodyne como el del anuncio; creo que...
  • Ricardo: No, se trata de la desaparecida puerta del Mercado. Hay que fijarse en la pequeña parte de muro de piedra...
  • moral3jo: La imagen de cabecera de la izquierda que es? el arco del obispo? Creo poder leer que dice que es la puerta...
  • Ricardo: Tienes razón. Acabo de cambiarlo. Gracias por tu atención.
  • Beep: El 2744 no es el coche registrado 2744 es el 2745, la primera de cada “serie” es la 0000




  • Licencia de Creative Commons

    rmbit está bajo una licencia de Creative Commons.
    Plantilla de diseño propio en constante evolución.
    Página servida en 0,408 segundos.
    Gestionado con WordPress