rmbit - La bitácora personal de Ricardo Martín
La bitácora personal de Ricardo Martín desde 2004.
26 de julio de 2015

‘Penny Dreadful’

Acabo de terminar de ver las dos primeras temporadas de ‘Penny Dreadful’, una curiosa serie de producción norteamericana para el canal Showtime. Digo curiosa porque su argumento es, como mínimo, atrevido. Su artífice es John Logan, creador, productor y guionista de la serie. Su principal mérito es conseguir que tal variedad de personajes, cada uno con su tradición literaria, amalgame en una historia más o menos coherente y además no perder el aroma especial de los “penny dreadfuls”, publicaciones baratas de terror de finales del siglo XIX con cuentos a menudo rocambolescos.

Pero ¿de qué va ‘Penny Dreadful’? Básicamente, en coger a los principales personajes y conceptos de la literatura victoriana de terror (Frankenstein, Dorian Gray, el espiritismo, las maldiciones del antiguo Egipto, el hombre lobo, Drácula o Jack el Destripador) y unirlos bajo un mismo argumento. Ese argumento se basa en la búsqueda por parte de Sir Malcom Murray (Timothy Dalton) de su hija Mina, desaparecida bajo extrañas circunstancias. La amiga y vecina de Mina, Vanessa Ives (Eva Green) se une a la búsqueda junto con Ethan Chandler (Josh Harnett) y Victor Frankenstein (Harry Treadaway). A lo largo de los episodios varios personajes secundarios, pero también interesantes, irán apareciendo. Por ejemplo, Ferdinand Lyle (Simon Russell Beale) en el papel de un excéntrico e irónico estudioso de las maldiciones egipcias, Rory Kinnear como criatura de Frankenstein o Reeve Carney como Dorian Gray.

La factura de la serie es espectacular en todos los sentidos: decorados, iluminación, fotografía, vestuario… y cuenta con algunos hallazgos estilísticos interesantes. El trabajo de los actores es, en general, bastante bueno, aunque no todos están a la misma altura. Frente a una grandísima Eva Green nos encontramos a un flojo Reeve Carney o un mediocre Josh Harnett. Otro inconveniente importante es el diluido argumento principal, que no se sostendría si no fuera por las numerosas historias paralelas que se resuelven en uno o varios capítulos y que son realmente el alma de ‘Penny Dreadful’.

En definitiva si buscáis una serie de terror con regusto clásico, pero de factura moderna, no sois remilgados con la sangre, los bichos o los poseídos por el diablo, esta puede ser vuestra serie. 6,5/10.

19 de julio de 2015

Vídeo: ‘Santillana del Mar’

Después de haber colgado en mi web Cromavista las fotografías de nuestra reciente estancia en Santillana del Mar, ahora le toca el turno al vídeo. Un clip de dos minutos y medio centrados en las calles de la localidad y en su colegiata de Santa Juliana, de estilo románico y con añadidos góticos. A destacar su claustro. Aunque en el vídeo apenas se nota, en los tres días que estuvimos allí sufrimos el clásico clima cantábrico: un día de sol abrasador, otro de sol y nubes y otro de lluvia fina, casi continua. Espero que os guste:

Santillana del Mar from Ricardo Martín on Vimeo.

12 de julio de 2015

Santillana del Mar en Cromavista

Acabo de añadir dos nuevas galerías en mi web de fotografías Cromavista. Se trata de la localidad cántabra de Santillana del Mar y de su colegiata románica de Santa Juliana.

20 de junio de 2015

‘House of Cards’

He terminado de ver las tres primeras temporadas de ‘House of Cards’, una de las series más comentadas y seguidas de los últimos años. Y posiblemente de las mejores. A pesar de no ser una idea original –está basada en una miniserie homónima de la BBC emitida en 1990, que a su vez se basa en una novela de Michael Dobbs— el argumento se adapta como un guante al entorno de la política estadounidense. Quizás porque el arquetipo que ya se describió en ‘El Príncipe’ de Maquiavelo es universal.

‘House of Cards’ cuenta la historia de Frank Underwood, un ambicioso senador de Carolina de Sur por el Partido Demócrata que intentará por todos los medios escalar en la pirámide del poder a costa de lo que sea (sí, de lo que sea). No es el dinero lo que le mueve, sino el puro ansia de poder. Su alianza con su mujer Claire es más una asociación de intereses que un matrimonio convencional. Todo está diseñado para apartar silenciosamente a cada uno de sus adversarios. A lo largo de los diferentes episodios, la trama, siempre sombría, va sustituyendo unos escenarios por otros, al tiempo que su protagonista sube en su posición.

Kevin Spacey (Frank Underwood) y Robin Wright (Claire Underwood) forman la pareja protagonista de actores. Un trabajo que posiblemente sea de los mejores de su ya larga carrera. Los secundarios también tienen gran peso en la serie y son dibujados en el impecable guión como personajes complejos repletos de contradicciones. Mis dos favoritos son Freddy (interpretado por Reg Cathey), el servicial y fiel (servil diría yo) dueño de la mugrienta y destartalada barbacoa donde Frank se retira a meditar y comer costillas y Douglas Stamper (Michael Kelly), el inseparable ayudante de Frank, el “chicho para todo”, analista y “conseguidor” de votos y favores dentro y fuera del Congreso así como el “mamporrero” para los llevar a cabo los trabajos sucios de su amo.

La puesta en escena es una de las mejores que he visto nunca, detallista hasta el extremo. Se dice que la producción ha invertido unos 5 millones de dólares por capítulo, una cantidad considerable para una serie ambientada en los tiempos actuales. Todo ese dinero se nota en cada cosa que se ve en pantalla.

Así que si os interesa adentraros en las alcantarillas del poder, en el despiadado nihilismo que implica estar en lo más alto y, también, en la política norteamericana (lo que a mí menos me interesa), esta es vuestra serie… 7,5/10

19 de junio de 2015

Cuando Zamora salió en el cine: ‘Los Diablos Rojos’

José Luis Viloria, a pesar de su breve carrera en el mundo del cine largometraje, ha sido hasta la fecha el principal cineasta, junto con Heptener, que ha dado Zamora. A lo largo de su larga carrera ha dirigido multitud de reportajes para televisión y cine, centrándose sobre todo en el documental y muy poco en la ficción. Hace unos días, investigando sobre el cine en Zamora, me encontré con el documental ‘Cien Años de Zamora en el Cine’ (1997). Se trata de una fuente de datos casi inagotable para futuras pesquisas. El primer fruto es una de las dos películas largometrajes que realizó Viloria: ‘Los Diablos Rojos’.

Gracias al usuario fjmc39 de YouTube, que ha colgado íntegra la película, hoy podemos ver este documento hasta ahora perdido y de gran valor histórico (y curioso) para la ciudad. Producida en 1966 con unos medios bastante precarios, cuenta la historia de una banda de timadores que llega a Zamora y su relación con una banda de muchachos. El argumento en sí diría que es lo de menos en una cinta rodada íntegramente en varias localizaciones, como las inmediaciones del río, la estación de trenes, la calle San Torcuato, el Café Central, el recinto ferial de La Vaguada en los tiempos en que allí se celebraba la feria de ganado o el derribado colegio Corazón de María.

Os dejo con la película dividida en tres partes:

22 de mayo de 2015

Muestra Musical 107

Como ya es tradición, y antes de lo esperado, presento el nuevo Muestra Musical 107 con muchas bandas nuevas y algunos clásicos…

19 de mayo de 2015

Vídeo: ‘Ávila’

Tal y como comenté el otro día, aquí está el vídeo de nuestro viaje a Ávila. Son dos minutos con unas pocas secuencias de la ciudad. Tuvimos que luchar contra los elementos (climatológicos) y claramente la cosa no luce como debería. Pero que al menos quede como testimonio de esa visita y como pincelada de lo que vimos allí.

Ávila from Ricardo Martín on Vimeo.

  • admin: Hola María. Gracias a ti por pasarte por mi humilde blog. Respecto a lo que preguntas, he revisado muchas...
  • María G.: Ricardo, me ha encantado descubrir tu blog. Estoy terminando mi Grado en Publicidad y RR.PP. y estás...
  • Jaqueline Contreras: Pienso que el ser humano es la invension de un ser superior. Yo en lo personal le llamo y lo...
  • Ricardo: Gracias a ti por compartirlos con todos nosotros. Un saludo.
  • Pablo: El primer televisor que hubo en mi casa, comprado por mi padre, fue un Enodyne como el del anuncio; creo que...
  • Ricardo: No, se trata de la desaparecida puerta del Mercado. Hay que fijarse en la pequeña parte de muro de piedra...
  • moral3jo: La imagen de cabecera de la izquierda que es? el arco del obispo? Creo poder leer que dice que es la puerta...
  • Ricardo: Tienes razón. Acabo de cambiarlo. Gracias por tu atención.
  • Beep: El 2744 no es el coche registrado 2744 es el 2745, la primera de cada “serie” es la 0000




  • Licencia de Creative Commons

    rmbit está bajo una licencia de Creative Commons.
    Plantilla de diseño propio en constante evolución.
    Página servida en 2,978 segundos.
    Gestionado con WordPress